El mundo nos propone una reinvención, ¿verdad? Pensar diferente para adaptarnos a una nueva economía digital. Nos dicen que la tecnología y las finanzas evolucionaron, pero de la teoría a la práctica sigue existiendo la misma brecha que acompaña a internet desde su lanzamiento público en 1993.

La vieja economía aplica y se alimenta de las IPO (Initial Public Offering, Oferta Pública de Venta), donde los inversionistas compran acciones y esperan un incremento en su precio para después vender, dejando en el camino la palabra especulación, pero ese ya es otro tema.

Con la economía digital aparecieron las ICO (Initial Coin Offering, Oferta Inicial de Moneda), entonces los inversionistas compraban token o monedas y esperaban un incremento en el precio para después vender, es decir, la misma metodología y la misma mala práctica de destrucción de valor. ¿Por qué?

En ambos casos hubo inversión inicial sin recibir beneficios inmediatos y latentes. Los accionistas o compradores de token se sentaron a esperar que la especulación hiciese su trabajo, a veces ganaron, otras veces perdieron… Pero, ¿por qué hay que perder en una inversión? Como mínimo debe existir un retorno al instante, algo que brinde tranquilidad, confianza y ese buen sentir de que por lo menos se pagó la boleta y valió la pena el ingreso.

De esta forma nacen las ISO (Initial Service Offering, Oferta Inicial de Servicio), que abole por completo el tema de la especulación y le brinda un retorno inmediato al inversionista. En este tipo de ofertas ambas partes reciben lo que quieren desde el principio: los inversionistas obtienen una prueba en caliente y a baja escala para medir el alcance del proyecto, y las empresas ofertantes reciben ingresos para la financiación y el desarrollo de sus iniciativas.

¿Requiere creatividad? Hasta preparar un café requiere creatividad, pero los resultados finales son grandiosos, porque en la mayoría de los casos, al finalizar la ISO se nota un fortalecimiento en temas de abastecimiento, aliados, oportunidades de negocio, entre otros procesos empresariales.

Y sí, las ISO aplican para todo tipo de sectores o ideas de negocio, pero el nuevo nicho de las DeFi o finanzas descentralizadas puede convertirse en el mejor ejemplo para todas las demás actividades económicas, en parte, porque ya juega con la tecnología y es el sector más consciente de la brecha digital existente en estos albores de la economía 4.0 donde no debe existir la especulación, hay que ser amigable con el planeta, se debe crear valor sobre el mismo valor y asegurar un retorno mínimo de la inversión.

Publicado por marketingkrypto

Desde Medellín Colombia hablamos con pasión acerca de la tecnología blockchain, su impacto en la economía digital y las finanzas descentralizadas. Somos especialistas en marketing para la economía 4.0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: